Un turco en la cosecha

Argentina Wine Bloggers/ abril 28, 2020/ Blog de AWB/ 0 comentarios

Un mano a mano con Karim Mussi Saffie respondiendo todas las preguntas de los Argentina Wine Bloggers.

Anda apurado el Turco. El final de la cosecha trajo un ritmo vertiginoso y el contexto COVID-19 aceleró aún más el paso. Sin embargo, Karim Mussi Saffie se toma el tiempo para charlar una hora y media vía Zoom con los Argentina Wine Bloggers y unos 70 wine lovers que esperan ansiosos lo que tiene para contar.

El Turco Karim Mussi

Karim nos esperaba en su bodega de La Consulta, donde él y su equipo estaban en plena tarea. “Veníamos preocupados por la piedra que afectó en varios lugares pero marzo fue muy caluroso y todo se adelantó. Incluso sucedió algo inédito para nosotros que fue cosechar Cabernet Sauvignon en marzo. Finalmente la cosecha vino muy bien, homogénea y con calidad.”, cuenta Karim respecto de esta cosecha. Y un tema ineludible es el impacto del contexto pandemia: “generó mucha presión sobre la logística, los camiones, las combis duplicadas para separar a la gente… pero más allá de eso, todos estamos muy contentos con la cosecha 2020.

La Consulta, el origen de todo

Karim Mussi Saffie es un productor vitivinícola y enólogo consultino de raíces libanesas que llegó al mundo del vino por casualidad:

“Como muchos libaneses, vengo de una familia de comerciantes. Mi padre se dedicaba al comercio exterior de vinos y tenía esta bodega para elaborar mosto. Así fue mi primer contacto con el mundo del vino. En 1998 comencé con mi primer proyecto en esta misma bodega que fue Altocedro, con la idea de elaborar vinos sólo de La Consulta”.

 

Si bien en ese momento no se hablaba de La Consulta, la estrategia de realizar un trabajo minucioso de la zona logró posicionarlo como lugar de referencia. Al día de hoy, Altocedro cuenta con siete fincas y más de ochenta hectáreas.

Dentro de las líneas que componen el portfolio de Altocedro, tal vez la de mayor éxito comercial sea la de Año Cero. Al respecto, el Turco nos cuenta que “El concepto de la línea Año Cero era mostrar lo que el mercado del nuevo mundo pedía. Pero como no soy fan de ese estilo, decidimos reinterpretarlo. Por eso buscamos anticipar la cosecha y conservar la tipicidad varietal que el Tempranillo, Malbec y Cabernet Sauvignon logran en La Consulta. Si bien el Pinot Noir y el rosado quedaron en la línea Año Cero, fueron los únicos que fermentamos en barrica y por eso pasaron a estar dentro de lo que llamamos Barrel Collection“.

Justamente, el Pinot Noir de la línea Año Cero Barrel Selection es un vino que suma muchos adeptos dentro de los seguidores de Karim Mussi. Por eso le pedimos que nos cuente su experiencia para llegar a entender la cepa.

“No es sencillo elaborar Pinot Noir. Entenderlo para que consiga elegancia y logre interesantes características con el añejamiento, no es fácil. Igualmente, nuestra idea es mostrar que se pueden hacer excelentes Pinot Noir en La Consulta como en otros lugares. El Pinot Noir, recién terminado, es un “patito feo”: amargo, tánico y muy extraño. Después de un año en barrica se transforma en un “cisne blanco” y muestra toda su distinción”.

 

Para los fanáticos de este vino, Karim nos adelantó que próximamente estará lanzándolo en botella Magnum.

Al hablar de la línea Barrel Collection, nos dio el pie para preguntarle por el rosado de Merlot: “Elaborar nuestro rosado fue parte de una evolución y aprendizaje. Experimentamos con Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah. Finalmente, fue el Merlot el que terminó brindando los mejores resultados. El objetivo era obtener un rosado elegante y que no sea estrictamente de temporada sino que pueda ser bebible todo el año con un perfil bien gastronómico”.

Párrafo aparte para los Finca, la línea que representa la máxima expresión del Malbec de La Consulta según la interpretación de Karim Mussi. Esta línea está compuesta por tres Malbec: Finca Los Tanos, proveniente de un viñedo de Altamira, Finca Los Turcos, que nace en un viñedo de El Cepillo y Finca Los Gallegos, oriundo de Chacón. Completan la línea un Petit Verdot de Finca Los Galos, considerado como uno de los mejores representantes argentinos de esta cepa. Todos los Finca son elaborados con el máximo cuidado posible, fermentándolos en microvinificaciones en bins y con una crianza de 18 meses en una selección de barricas.

El Turco Karim Mussi

¿Por qué estos viñedos y no otros? El turco nos lo explica: 

“Para que un vino sea Single Vineyard no alcanza con que provenga de una única finca. Es fundamental contar con un concepto de calidad y de exclusividad, es decir, que sea algo que realmente merece ser fraccionado por separado y no ser parte de un corte. Nosotros armamos una matriz técnica que nos permite identificar un Single Vineyard en base a parámetros como tipo de suelo, altura, densidad, material genético entre otros. A partir de esto identificamos estos viñedos que son los que seleccionamos para la línea Fincas”.

 

El cuidado de la calidad de estos vinos es tal que, debido a que el volumen era muy escaso, en 2016 Karim decidió no sacar al mercado los tres Malbec y utilizó las mejores barricas de cada finca para elaborar un corte al que llamó Finca Los Inmigrantes.

El segmento de alta gama de Altocedro se completa con el Reserva y el Gran Reserva, dos cortes de Malbec de diferentes fincas propias que se diferencian en la elaboración.

Cafayate, paraíso enológico

Tan bueno fue el resultado de Altocedro que Karim decidió replicar ese modelo en otras zonas vitivinícolas importantes. Su proyecto Abras, en Cafayate (Salta), cuenta con tres etiquetas que buscan mostrar la potencialidad de la zona marcando una diferencia con el proyecto Altocedro.

El nombre de Abras refiere a los pasos que permiten conectar un lugar y otro de la cordillera. Las apachetas de la etiqueta son pilas de piedras colocadas por los pueblos originarios que identifican donde termina y empiezan estos pasos.

Mi ambición de conocimiento y necesidad de aprendizaje abarca cualquier lugar que presente un desafío enológico. Por eso quise tener un proyecto propio en Cafayate, otro paraíso enológico que genera vinos con tal marcada personalidad que permiten ser descubiertos en una cata a ciegas”, comenta el Turco y remarca:

Cafayate es un paraíso en donde soy feliz comiendo empanadas, escuchando a los muchachos tocar la guitarra. Lamentablemente no voy todo lo que desearía, pero sí va el resto de equipo. El problema con Salta son las distancias. Todo queda muy a trasmano. Pero esa es parte de la identidad de Cafayate. Me gusta mucho el Torrontés que hacemos allá, con un estilo moderno, fresco, lineal, con más acidez y menos peso en boca. Es realmente gastronómico”.

A lo largo de los Andes

En 2012 lanzó su tercer proyecto, Alandes, buscando salir de la estrategia de lugares únicos para empezar a trabajar con zonas diversas a lo largo de la Cordillera de los Andes.

El Turco Karim Mussi¿Cuál fue la búsqueda de Alandes? Karim lo explica de esta manera: “Con Alandes empezamos buscando el corte perfecto y terminamos en los cortes tradicionales de estilo bordelés. En un contexto en donde todos buscaban diferenciarse con algo distinto jugando en los bordes de la enología, nosotros fuimos disruptivos con lo más clásico del estilo. Si bien es reconocible y algo clásico, cada Alandes tiene su propia personalidad”.

Esto le da pie para introducirse en una distinción que refleja su desafío como enólogo y que es la diferencia entre personalidad y estilo: 

“Muchos enólogos pueden estar haciendo un mismo estilo, pero conseguir personalidad es más complejo. Que nuestra impronta se note lleva tiempo generarlo y elaborarlo, para conseguir lo mejor de cada lugar con nuestra personalidad”. Y agrega: Nuestros Pilares enológicos son la elegancia, el balance y la frescura; y en los Reserva sumamos la capacidad de añejamiento“.

 

Dentro de Alandes, una de las últimas novedades que además cosechó numerosos reconocimientos de la crítica especializada y los consumidores en general fue el Padadoux Blanco, un corte bordelés clásico compuesto por Semillón de La Consulta (casi llegando a El Cepillo) de un parral de más de 50 años y un Sauvignon Blanc de Los Arboles, ambos fermentados y criados durante un año en barricas. “Eso nos permitió darle un destino comercial al Semillón, al que antes usábamos como co-fermentador del Gran Reserva. Por otro lado, considero que como varietal hubiera sido difícil venderlo frente a otros buenos Semillón del mercado”, concluye Karim.

El futuro

Como música de fondo se escuchan los trabajos de bodega. Mientras tanto, Karim nos sigue contando: “Me gustaría seguir aprendiendo a lo largo de la cordillera como lo sigo haciendo con Alandes pero también en otros tantos lugares como el Valle del Pedernal (San Juan) o en la Patagonia. Considero que ambos tienen enorme potencial y son pilares para seguir formando vinos que muestren la gran diversidad de zonas que Argentina posee. Por otro lado, si hablamos del exterior, me gustaría trabajar en Chile, Perú y en diferentes regiones de Europa para seguir aprendiendo y, por supuesto, conociendo personas”.

Respecto al posicionamiento a nivel mundial que a futuro podría tener Argentina con otras cepas más allá del Malbec, Karim asegura que “Estamos luchando por eso. Argentina es un gran productor de vinos tintos en cualquiera de sus varietales. Esto sucede porque de forma natural se dan bien. Lo difícil es pelear con las circunstancias de Argentina como país, algo histórico. Ya mi abuelo lo sufría. Habría que armar un plan disruptivo, somos el quinto productor del mundo y solo tenemos 3% de las exportaciones mundiales, lo cual es un despropósito. Cada enólogo que agarra la valija y sale al mundo a vender nuestros vinos, hace un gran esfuerzo“.

Al final de la charla, volvimos sobre la cosecha 2020 para preguntarle cómo le gustaría que fuera recordada por los consumidores. Karim piensa un momento y responde:

“Aún no sabemos cómo va a terminar esto, hay mucha incertidumbre y los dados están aún en el aire. Ojalá la cosecha 2020 sea recordada como histórica no sólo por la pandemia, sino por la calidad. Va a ser una cosecha memorable desde lo cualitativo, eso es seguro”.

 

Después de acompañarlo en un recorrido virtual por la bodega, nos despedimos para que el Turco pudiera irse a descansar. Nosotros seguimos enganchados, comentando cuánto disfrutamos de ese momento, de la claridad de conceptos y su facilidad para comunicarlos. Ahora sólo resta esperar que esos grandes vinos que ya empiezan a vislumbrarse lleguen a la mesa de sus seguidores. Paciencia. Están en buenas manos.

5 2 votes
Article Rating
Compartir esta entrada
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments